Rediseño de identidad de FLACSO.

REDISEÑO DE IDENTIDAD DE FLACSO ARGENTINA.

Ajuste del logotipo y desarrollo de sistema de comunicación visual para la sede Argentina de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

FLACSO convoca a Gorricho Diseño para elaborar un diagnóstico sobre una comunicación visual que ya percibían conflictiva. En principio se trataba de lograr darle visibilidad a la organización y mejorar su comunicación visual sin impactar los signos primarios de identidad que, compartidos con el resto de las FLACSO de la región, debían conservarse.

Creada en 1974 por iniciativa de la UNESCO, FLACSO Argentina es el capítulo local de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, que también tiene unidades académicas en Costa Rica, México, Brasil o Cuba.

Con más de 40 años de trayectoria, la universidad es un referente en investigación, formación y cooperación técnica en problemáticas sociales.

En una primera etapa de análisis se define un perfil estratégico de la organización y se analiza el rendimiento del sistema de signos visuales en curso. Como conclusión se elabora una hipótesis de intervención que propone alinear el discurso institucional al perfil estratégico y generar un sistema de signos que pueda articularse para resolver las necesidades de comunicación de las distintas áreas sin perder la identidad global de la Universidad.

REDISEÑO DE IDENTIDAD.

Cada área desarrollaba sus comunicaciones siguiendo criterios propios con la única condición de colocar en algún lado el logotipo de la institución. Consecuentemente, no había forma de identificar a la organización a través de estas instancias comunicacionales que resultaban demasiado diversas; se requería el desarrollo de un sistema de identidad que trascendiera el logotipo y garantizara la identificación.

No obstante, al relevar el histórico de comunicaciones producidas se descubre que había algunas tipologías gráficas que habían logrado atravesar las distintas áreas aún sin que haya habido una definición formal al respecto: el formato cuadrado y la cenefa horizontal para contener el logotipo y cierta información se habían constituido naturalmente en usos corrientes de la comunicación marcaria.

La propuesta entonces fue recuperar estos signos que se sabía que eran asimilables por las distintas áreas y conformar el sistema de identidad a partir de los mismos. El cuadrado y la cenefa se consolidaron, entonces, como elementos significativos dentro de la nueva identidad visual.

A estos dos elementos, se sumaron una definición de uso cromático y tipográfico, pensada para resolver las múltiples necesidades del sistema. El rediseño de identidad se pensó para que el mismo permita que cada área sea identificada también a partir de un uso señalético del color; mientras que la propia universidad se continúa identificando con un azul oscuro e institucional, cada área eligió un color que la identificara y que sintiera cercano a su historia o su idiosincrasia.

El perfil estratégico -de una universidad vinculada a la problemática regional, con un marcado caracter político y social- comenzó a tener su correlato visual dentro del rediseño de identidad con el uso de fuertes fotografías donde lo social -en sus múltiples formas- tomase dimensión y visibilidad.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!